Automovilismo

Vamos para Almería


Esta es la segunda entrada sobre el rallye Costa del Almería, que se disputa el próximo sábado 5 de Junio. La anterior llegaba hasta el 2002, así que esta va del 2003 hasta la del año pasado, ya con fotos digitales. Antes de comenzar, quiero explicar que he dedicado estas dos últimas entradas a esta prueba por que la considero de las más importantes del automovilismo andaluz, y sobre todo, por el buen trato que siempre he recibido por la gente de aquellas tierras. Cada vez que voy a este rallye, hago más o menos 1000 kilómetros entre la ida y la vuelta desde Córdoba y los que haces en el rallye. Así que imaginaros los kilómetros que hacen los equipos almerienses cuando tienen que seguir pruebas del andaluz en provincias como Cádiz, Huelva e incluso Badajoz.

La entrada de hoy va a ser a base de “pies de fotos”, o sea la foto, y debajo su explicación, siguiendo las distintas ediciones del rallye.

Comienzo con una foto que hice por casualidad, en uno de los rallyes con sede en El Ejido, centro neurálgico de la prueba en los últimos años. Sería el viernes por la tarde y en el parque cerrado de la Plaza del Ayuntamiento, tres abuelas, que irían a su paseo vespertino, y estaban observando los coches del rallye, entre ellos el Megane de Villar, el Subaru de Juan Angel Ruiz y el Mitsu de Rafa Ruiz. ¡No hay edad para la afición!

En la edición número 30, en el 2003, el malagueño Enrique Villar conseguía su cuarta victoria, pero en esta ocasión en el asiento de la derecha iba el joven Nacho Aviñó, en lugar de Garret, con algún problemilla de salud.  Ganaron los cuatro primeros tramos y después se dedicaron a administrar su ventaja. La foto es del tramo de Ricaveral, con sus postes kilométricos, los quitamiedos y los árboles.

La segunda plaza fue para Emilio Segura, otro levantino que bajaba a Andalucía, donde se quedaría varios años. Su copiloto era Manolo García, y el coche, el nuevo Peugeot 206 S1600 del equipo Redur-Concesionarios Peugeot de Andalucía. Aquí los vemos en el comienzo del tramo de Fuente Marbella, que se hacía por primera vez.

La terera plaza final fue para Manuel Maldonado que estrenaba el Seat Ibiza Kit Car adquirido en la Isla de Madeira, yque había sido de Seat Sport. Cómo sonaba y cómo andaba el Ibiza, que tantos éxitos le ha dado en la Montaña y que aún mantiene. Copilotado por Carlos Fuentes, se pelearon con

el Hyundai Coupé Kit Car de Eusebio Frías y José Antono Ruiz. Por su parte, Rafael Martínez Saco y Dani Ibarrola acabaron a duras penas con su Mitusbishi, marcando unos puntos que le servirían para ganar el campeonato.

La victoria en grupo N fue para los granadinos Ildefonso y Miguel Angel García, con su Renault Clio RS, que acabaron en la sexta posición final.

No estuve en la edición del 2004, que supongo que escribiría en AhS Paco Melero,  el otro correponsal de la revista. Enrique Villar, de nuevo con Federico Garret, conseguía su quinta victoria en el rallye, igualandao el número de triunfos de Marc Etchebers. La segunda plaza fue para Rafael Martínez Saco, mientras que la tercera  y primera del grupo N era para Fernando Servillera, con un Mitusbishi Evo V. En la Copa Clio Sport se imponía Javier Galán, que al final de la temporada se proclamaría campeón andaluz.

Llegamos al 2005, año en el que Enrique Villar se anotaba una nueva victoria con el Mégane y “Coco” Garret. Era la sexta en este rallye, por lo quebatía el  récord de Etchebers y se convertía en el piloto que más veces ha ganado esta carrera.

La segunda plaza fue para Juan Angel Ruiz y Marcos Rumi (otro gan copiloto almeriense), ya con el Subaru Impreza,   y a los que vemos en una paella de la parte final de Fuente Marbella. Fijaros los espectadores que hay detrás: Oscar Gil con camiseta blanca, ya su lado su copiloto Manolo Causse. Tuvieron que luchar duro contra Manuel Maldonado y su Seat Ibiza Kit Car, penalizado por una avería en el embrague en el primer tramo. Cuarto era Rafael Ruiz, copilotado por Carlos Chamorro, autores de una gran remontada tras pinchar una rueda de su Mitusbishi Evo VI  en uno de los primeros tramos. Ganaron el grupo N y al final de la temporada consiguieron el título andaluz.

Otro almeriense, Enrique Baca, tuvo una destacada actuación con su Renault Clio RS ( en la foto, y al fondo la Zafira del que suscribe, hoy con 230.000 kilómetros), comenzando entre los primeros del grupo N y acabando sexto de la general por detrás de José Manuel Solera, con un vehículo similar .

Al finalizar la prueba, y además de los trofeos de rigor, el Automóvil Club de Almería entregó a Enrique Villar una plaza por su récord de victorias. Un buen detalle que el malagueño agradeció.

En la edición 33, un equipo almeriense volvía a ganar la prueba, 20 años depués de que lo hicieran Miguel Martínez-Guisado con un Seat 124 2000. Se trataba del formado por  Juan Ángel Ruiz y Marcos Rumi, con el Subaru que hemos visto más arriba. La segunda plaza final era para el granadino Curro Agüí, uno de los pilotos andaluces más rapidos de los útlimos tiempos, con el Mitusbishi Evo IX del equipo Beton y copilotado por Ignacio Ramírez. La tercera plaza era para el Evo VI de Rafael Ruiz y José García Ferry, de manera que dos de los tres escalones del podium eran para equipos de la tierra

Los granadinos Fernando Servillera( que no Servilleta como aparece muchas veces por el corrector ortográfico del Word) y Faustino Pérez ocuparon la cuarta posición final, por delante de José Manuel Solera (autor de un buen salto en Río Chico que ha salido en una anterior entrada) y de Paco Ollero.

En el mismo lugar del tramo de Río Chico, los almerienses José Luis Fuentes y Francisco Cruz con su Renault Megane Coupé, con el que acabaron séptimos en esta edición.

Llegamos al 2007, un rallye que tampoco escribí yo,  del que tengo pocas fotos y todas en el mismo sitio, el cruce al final de Ricaveral. Así podemos ver diferentes trazadas. El de la foto es Emilio Segura, con el 206 S1600 con nueva decoración y que consiguió la victoria en el rallye tras mantener una fuerte pugna con Juan Angel Ruiz, que cometió un error en la segunda pasada por Fuente Marbella, volcando el Impreza y perdiendo todas las opciones de victoria. Aún así acabó segundo por detrás de Segura, que se proclamaría campeón andaluz al finalizar la temporada.

La tercera plaza del podium la ocuparon el ruteño Francisco Jiménez y el linarense Carlos Chamorro  (los jóvenes copilotos iban subiendo), tras una carrera muy regular y los abandonos de Rafa Ruiz y de Pedro Cordero.

Uno de los más espectactulares en el cruce fue José Luis Fuentes, que estrenaba el Ford Escort Maxi traído de Chequia, entró algo pasado, frenó casi en la roca y luego salió muy fuerte.

En el 2008 la victoria fue para David Pérez ( al que yo llamo siempre así, y no Pedro David, porque él me lo ha indicado), que se había montado en el 206 S1600 de Redur y que se impuso en todos los tramos con Ignacio Ramírez en el asiento de la derecha. El granadino hizo una gran temporada que le valió el título.

La segunda plaza fue para Juan Angel Ruiz, mientras que Manuel Maldonado se hacía con la tercera posición, por delante del malagueño Pedro Cordero y su Seat Ibiza Cupra.

La segunda plaza del grupo N fue para otro destacado almeriense, José María Zapata, muy bien con el Subaru Impreza y octavo en la general a pesar de una penalización. En el Volante RACC la victoria fue para el arcense Angel Rondán, uno de los pilotos jóvenes con mayor proyección.

Así disputó la mayor parte del rallye el Ford Sierra Cosworth de Miguel Angel Clemente, tras dar un toque en los primeros tramos. y a pesar de ello, consiguió ganar en la categoría de Históricos.

Del año pasado voy a poner las caras de algunos protagonistas, que llevamos muchos coches. Aquí están los vencedores  Juan Ángel Ruiz y su copiloto Miguel Ángel García, uno de los fieles seguidores de este blog. Perdieron algunos segundos en Río Chico, al desllantar una rueda tras un espectacular salto que publicamos en una anterior entrada, y siguieron en la segunda posición durante la mañana. Después, en los tramos de la tarde recuperaron tiempo sobre el primero, hasta llegar a estar a seis segundos, pero su rival les repondió y llegaron al penúltimo tramo con una diferencia de catorce segundos.

Y este no era otro que David Pérez, copilotado por Sergio Cerezo, que rompió el embrague del Peugeot 206 S1600 al final del penúltimo tramo, por lo que penalizaron en el “chopo” del último ya que no podían parar el coche. De esta forma, Juan Angel conseguía su segunda victoria en el rallye de la tierra. Hubo muchos abandonos, entre ellos los de Antonio Maldonado y Emilio Segura, que acabaría siendo campeón andaluz de rallyes.

En la foto, José Luis Fuentes y su copiloto Rafael Galán, que acabaron quintos con el Ford Escort Maxi, por detrás de  Manuel Maldonado y José María Zapata.

No quiero acabar estos dos blogs sobre el Costa de Almería sin mencionar a todos los que hacen posible  cualquier rallye:  oficiales, personal de seguiridad, ambulancias, miembros de los cuerpos de seguridad, etc. Como ejemplo, algunos de los que estuvieron en la dirección de carrera el pasado año, en la foto al fondo Carlos Chamorro Sr, en el centro Angel Corcovado, y a la derecha Emilio Cano, el informático

Y sobre todo, la labor del Automóvil Club de Almería, artífice de esta carrera en todas las ediciones. En la foto, de hace dos años, algunos de sus miembros, entre ellos los presidentes, Manuel Fuentes (con la pierna escayolada) y a su lado José Carlos Lirola.

Una cosa más. La FAA ha decidido que a partir del rallye almeriense el coche cero sea el Toyota Aygo que recientemente se ha presentado, y que será la base de una copa monomarca  femenina. Se ha anunciado que será pilotado por Ana Sierra y la malagueña Silvia Aguilar, experta copiloto que llevaba unos años sin correr.

El coche cero es el que sale en carrera inmediatamente antes del primer particpante, y su misión es hacer una última revisión del estado de los tramos, comunicando al director de carrera cualquier incidencia. Debe ser un coche de competición, con todas las medidas de seguridad, tanto las del coche como las de sus olcupantes. Y habitualmente suele ser un piloto experto el que lo lleva, por ejemplo, hace unos años lo hacía el veterano piloto cordobés Paco López, que cumplió su cometido con todas las garantías.

Y en Almería, con una inscripción de lujo, con los veinte primeros coches que son auténticos pepinos, y tramos largos, va a salir un coche pequeño, de unos 100 CV, y con una chica que no tiene experiencia en carreras como piloto. Escribo esto antes del rally, y espero que todo salga bien, pero a priori, no parece lo más adecuado para garantizar el buen desarrollo de la carrera.  En  los dos primeros tramos, con 12 y 11.5 kilómetros, ¿cuántos minutos antes debe salir para que no le pille el primero?.

Los experimentos….con gaseosa.

Nos vemos en Almería

POSTDATA. (6 de junio del 2010)

En la redacción original de esta entrada, comentaba un tema sobre RS Sport y la FAA, y en ella ponía que se había publicado ago sobre ello en la página web de la FAA. Pues bien, me equivoqué,  no había salido nada, posiblemente me confundí al ver varias páginas web.

Lo siento y pido disculpas, sinceramente. Por ello, lo he quitado de la entrada.

Anuncios

Comentarios

Un comentario en “Vamos para Almería

  1. No creo que tarde mas de 10 minutos en hacer un tramo, pero que no se descuiden las chicas, que la bala naranja aparece rapidamente!!!

    Un saludo desde Almeria

    Publicado por Nevado | 04/06/2010, 00:52

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

junio 2010
L M X J V S D
« May   Jul »
 123456
78910111213
14151617181920
21222324252627
282930  

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: