Automovilismo, Clásicos, Motociclismo

Revista “Velocidad” nº 6, Mayo 1960


Hace unos meses me enseñaron, por un motivo que luego relataré, una revista “Velocidad” de Mayo de 1960. Me faltó tiempo para pedirla prestada, escanear casi todas sus fotos, y hacer una buena fotocopia, en blanco y negro como la revista.

Para quienes no la hayan conocido, decir que fue una de las revistas de motor más importantes de  España durante muchos años. Además tiene para mí un significado especial, pues Luis Fernando Medina, mi tío, fue su director  muchos años. No me voy a para aquí a explicar quien fue, ni su amplio curriculum, posiblemente lo haga más adelante. Pasemos ya a ver qué traía el número 6 del año I de la revista.

Aquí tenemos la portada. Arriba el membrete con el nombre y el antetítulo “Revista gráfica del motor”, el precio: 4 pesetas y los datos. La foto correspondía a un accidente de un Austin Healey Sprite en el  I Gran Premio Villa de Madrid. En la página 1 los datos del staff, con Eugenio Suárez como director propietario y Rafael Escamilla como redactor jefe. Además un comentario editorial y la sección filatelia de motor, con un sello suizo.

En la tercera página comenzaba el reportaje sobre el I Gran Premio Villa de Madrid Trofeo Barreiros, que se disputó en el Parque del Retiro, donde entonces estaba el Zooológico. Como sabeis, hoy es uno de los parques del centro de Madrid, junto a la Puerta de Alcalá. La foto de arriba correponde a la salida de la tercera manga, que en principio estaba reservada para vehículos hasta 1600 cc . A la derecha, con el número 56, el Lotus de Rodolfo Bay, y a la izquierda, el Porsche Spyder de Polo Villaamil. Dos pilotos que marcaron una e`poca en el automovilismo español. Fijaros en el público, las defensas con neumáticos y la pasarela superior, donde se colocaban los números de los participantes según el puesto en la carrera.

La primera manga que se disputó estaba reservada a vehículos de menos de 1000 cc, y contó con la resencia de doce Seat 600 con diferentes preparaciones, dos BMW 700 y un Renault 4/4. El vencedor fue W. Hohenlohe con un BMW 700 (foto superior), coche que debutaba en carreras en España, con un motor trasero de 700 cc, de origen motociclista, y que no tuvo rival. La segunda plaza fue para Pelayo Martínez, con un Seat Especial, y la tercera para Gerardo de Andrés con el otro BMW 700.

La segunda carrera (que yo imagino que era para coches hasta 1300 cc) tuvo como vencedor a Gerardo de Andrés, con el Alfa Romero TI de la foto superior, en la que podemos ver al público y los agentes de la autoridad muy cerca de la calzada. La segunda plaza fue para el portugués Fernando Alburquerque con un Austin Seven, que dio guerra a pesar de su motor de 850 cc, siendo tercero Javier de Ortueta con un Panhard Tigre.

Se tenía que haber disputado una manga para superiores a 1600 cc, pero fue suspendida por la autoridad gubernativa, al acercarse los Mercedes 300 SL presentes a los 100 kms/h en los entrenamientos . Pienso yo que igual tuvo que ver también el acidente de la portada.

El caso es que se permitió a Polo Villaamil y a Rodolfo Bay padre participar con sus coches en la prueba de vehículos hasta 1600 cc, de la que fueron dominadores con un gran duelo en cabeza, como vemos en la siguiente foto

cuyo pie dice textualmente: “En la curva de la casa de fieras se encuentran dos leones: Bay y Polo Villaamil. En el texto se decía que Bay entraba en la curva de La Rosaleda haciendo “power slide”, o sea derrapando para aguamtar la presión del Porsche, que se puso en cabeza en la vuelta 10, para no abandonarla, porque su rival se retiró al tener problemas de lubricación su coche. Segundo quedó Arturo Bertoglio y tercero José Luis Roca, ambos con Alfa Romeo.

Los karts habían despertado una gran expectación, pues era la primera carrera con este tipo de vehículos. En la crónica cuenta que tuvieron bastantes problemas mecánicos, pues como se puede ver en la foto superior, eran artesanales. La victoria fue para José Márquez con un kart de motor Montesa, por delante de Abilio Calderón y Angel Vega.

En la crónica de la carrera, organizada por la Escudería Madrid, se comentaba el tema de la suspensión de la carrera de los vehículos más potentes, y de la necesidad de construir un autódromo en la capital.

Lógicamente en la revista había publicidad de la época, como este anuncio de una transformación sobre un Seat 600, o sea un monovolumen de la época, que anunciaba además 300 kilos de carga con los asientos abatidos. Como decía el otro ” Toda la vida llamándole “flagoneta” y ahora son “gonovolúmenes”.

En el terreno de las novedades había un artículo sobre los últimos modelos de Ferrari y Maserati, con fotos y digujos, como el de arriba, de un Ferrari 250 Gran Turismo Spider California, con motor delantero de 12 cilindros en V, tres litros y 280 caballos a 7.000 r.pm. Este coche  fue vencedor en la categoría Gran Turismo de las 12 Horas de Sebring de 1959 y acabó quinto absoluto en las 24 Horas de Le Mans.

Una de las características de “Velocidad” es que también informaba sombre motocicletas, siendo famosas sus series de pruebas sobre muchos modelos, que se recogieron en dos libros. En este número había un completo reportaje sobre  el XVI  Premio Internacional de Madrid, celebrado también en el Retiro y organizado por el Real Motoclb de España. En la foto de arriba vemos al italiano Bruno Spaghiari, vencedor de la prueba 125 cc internacional, que dominó con su MV Agusta oficial. Segundo fue el inglés John Grace, con una Bultaco prototipo, seguido por Jesús Ferraro y Nacho Medina con otras MV Agusta.

La carrera más interesante y competida fue la de 125 cc sport nacional, con los equipos oficiales de Bultaco y Montesa con unas estrategias perfectamente preparadas para tirar unos y vigilar otros. La victoria fue para John Grace, seguido por Manuel Cama, los dos con Bultaco, mientras que tercero fue Jorge Sirera con una Montesa. Su hermano Enrique, del mismo equipo, había luchado por la victoria. En la foto, tras la caída de Enrique Sirera (de pie) se observa a su hermano Jorge, que afortunadamente lo evita.

En la categoría de 500  cc internacional no hubo mucha lucha, la victoria fue para Hugh Anderson, por delante de Willy van Leuven y de Francisco González, los tres con Norton.

En la misma revista, un anuncio  de Bultaco con los resultados de la carrera, claro ejemplo de la importancia que daba la marca a la competición, sobre todo cuando batían a las Montesa.

José Silva (en la foto a la derecha), es la persona que me enseñó este número de la revista, y el motivo por el que la guardaba era el artículo que aparecía sobre un modelo de carrocerías metálicas para transportes semipesados, que había patentado junto a su socio Ildefonso García. Los dos cordobeses patentaron este modelo de carrocería para camiones en el Registro de la Propiedad Industrial ( me mostró también los impresos). Hasta entonces casi todas las carrocerías eran de madera, siendo las metálicas menos pesadas y más resistentes.

Este dibujo muestra un ejemplo de carrocería metálica basado en la patente de los carroceros, propietarios de Carrocería Industrial, en la calle Abderramán II del bario cordobés de la Huerta de la Reina. José Silva siguió en este sector con importantes empresas durante muchos años.

Otro de los anuncios que llevaba la revista, en este caso de la marca Derbi, el modelo creo que es una 125 cc. En la esquina superior izquierda de la foto, el escudo de la marca catalana, en el que entonces se podía leer Campeona de España de Resistencia y Poseedora de 500 Grandes Victorias. Años después vendrían los triunfos en el Campeonato del Mundo, de la mano de Angel Nieto, Aspar, etc.

En una página de Miscelánea de Motor, se anunciaba un avisador de velocidad prohibida, ilustrado con la foto de arriba y con la nota que decía: “El aparato que nos muestran las dos lindas muchachas señala, por medio de un timbre, cuándo se sobrepasa la velocidad límite permitida. Se denomina Stop-Now (deténgase ahora) y promete ser muy utilizado en Francia durante los fines de semana en que se limita la velocidad a 100 kms/hora en evitación de accidentes. Se halla constituido por una lámina vibrátil atraída alternativamente por un electroimán, que se alimenta de la misma bobina del encendido cuando adquiere la intensidad equivalente al comienzo de la veolcidad prohibida” .

En la revista había también artículos técnicos, como uno sobre el motor rotativo, de educación vial, e incluso alguno sobre barcos o aviones de vuelo sin motor.

Y para acabar, la contraportada de este número, con la foto de la caída del rodesiano Shaun Robinson en el XVI Premio Internacional de Madrid.

Espero que no os haya aburrido esta entrada, de una revista de hace más de 50 años, con algunos vehículos de dos y cuatro ruedas que ahora son clásicos cotizados y que entonces estaban a pleno rendimiento.

Nos vemos

Anuncios

Comentarios

8 comentarios en “Revista “Velocidad” nº 6, Mayo 1960

  1. Hola JJ, voy a aportar mi granito de arena a esta entrada, el coche accidentado de la portada no es un Jaguar, se trata de un Austin Healey Sprite, conocido como “frogeye” (ojos de rana) por el aspecto de sus faros. Saludos.

    Publicado por vicente | 12/12/2011, 23:58
  2. Referente al nº56, el coche de Rodolfo Bay, un Porsche seguro que no es, creo que se trata de un coche inglés, por varios detalles: llantas de radios, volante a la derecha, etc. Para mí que es un Lotus.

    Publicado por vicente | 13/12/2011, 00:29
  3. Tengo varias revistas de Velocidad, pues mi padre trabajo muchos años en esta revista.

    Publicado por Ricardo | 15/11/2012, 00:12
    • hola.he leido este comentario,dispongo de un número considerable de estas revistas , VELOCIDAD , años 60 a cuatro pesetas, en perfecto estado.

      si te interesan dime algo,gracias

      Publicado por jordi007 | 17/01/2013, 12:31
    • Do your SPEED magazines have details of Rodolfo Bay in a Lotus in 27-5-1958?

      Publicado por TonyG | 15/03/2017, 12:33
      • Tengo 72 años y toda mi vida he estado ligado a la automoción, empecé en el año 1962/63 trabajando en una Agencia Barreiros y comenzamos a vender los SImca 1000 y algún Dodge Dart del faro redondo, o sea el auténtico americano que realmente en aquellos tiempos y con sus 6 cilindros tenía una finura de motor como el de los mercedes 220 S del mismo tiempo. Empecé entonces a comprar cada semana la revista y después también la “Cuatro Ruedas” y las fuí comprando ambas y recuerdo que las leía con avidez, ya que en aquellos tiempos eran ejemplares realmente emocionantes, tanto por las pruebas, instrucciones mecánicas, defectos, cualidades, etc, etc. de los modelos que se presentaban y que a mí personalmente, me instruían bastante en el mundillo del automóvil de aquellos tiempos. Actualmente y de tanto en tanto, ojeo alguna de ellas y a pesar de que me causa
        recuerdos nostálgicos de aquellos tiempos, veo y compruebo como han avanzado las técnicas en éste mundo de los coches, a pesar de que hace unos dos años me quedé tirado con mi automóvil por una simple avería de la parte electrónica y reconozco que estando esperando la grúa, recordé con nostalgia que casi seguro que con un coche de aquellos años y que como muchos usuarios, llevábamos de recambio, un condensador, unos platinos, alguna tapa de delco, etc. etc. habrá salido del atolladero sin tener que llamar a una grúa de asistencia, pero también sé que actualmente las máquinas de ahora, son casi perfectas y muy longevas en su mecánica.
        En fín, nada más y referente a las revistas que tengo en “mil anuncios” (las colecciones de Velocidad y Cuatro ruedas) las tengo a la venta con pesar, pues sé que si sale un comprador y las entrego, me sabrá mal, pero tenemos que ceñirnos a la realidad, los años son los años, ahora vivimos en un piso más pequeño y el día que me marche, que ojalá seá tarde, todos éstos recuerdos y cantidad de cosas más que se van acumulando con los años y con todos sus recuerdos, desaparecerçán y se iran al traste, los hijos tienen sus vidas y sus problemas, he vivido de cerca el destino final de los pisos de dos amigos que ya han fallecido y daba pena ver como empresas de vaciar pisos y locales tiraban a los contenedores para su desaparición, cantidad de objetos que para sus antiguos dueños, seguro que representaban recuerdos imborrables de toda una vida.
        Un saludo a todos.
        Josep Mª.

        Publicado por Josep Mª Amorós | 16/03/2017, 10:42
  4. Dispongo de ocho tomos debidamente encuadernados de la revista “Velocidad” desde el año 1965 al 1971, todo en perfecto estado como si las revistas hubieran salido del kiosko. Lo tengo anunciado en “Mil Anuncios”

    Publicado por Josep Mª Amorós | 07/10/2016, 07:55

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

noviembre 2011
L M X J V S D
« Oct   Dic »
 123456
78910111213
14151617181920
21222324252627
282930  

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: