Automovilismo

Del Sierra de Cádiz al Costa de Almería


En esta entrada voy a juntar las contracrónicas o comentarios de los rallyes Sierra de Cádiz y Costa de Almería, junto con un puen puñao de fotos. Entre otras cosas va a ser así porque la semana que viene es el Sierra Morena, voy a estar muy liao y posiblemente no haya entrada hasta dentro de unos quince días. Así que poneros cómodos… y a leer.

El viernes 21 de septiembre por la tarde salí de Córdoba con el Peugeot 307 HDi en dirección a El Bosque, sede del 16 Rallye Sierra de Cádiz, organizado por la Escudería Sur que preside mi buen amigo Paco Galera. Una vez allí, saludos al personal, visita al parque cerrado, breefing y al Hotel Las Truchas, donde tenía reservada una habitación doble, que finalmente solo usé yo. Por cierto, y para los listillos, tanto este hotel, como el de Almería, recomendados por las organizaciones, lo pagué de mi bolsillo. Cena y al catre, y a la mañana siguiente madrugón y rumbo a Zahara, parar ver la primera pasada por el tramo.

 Menos gente que otros años, más sitio para aparcar y tras pasar los clásicos de regularidad sport, a esperar el paso de los de velocidad. Aquí la primera foto de la secuencia del paso de David Pérez, con Ignacio Ramírez y el Peugeot 207 S2000, en la que se ve como llega ya cruzado y derrapando con las cuatro ruedas.

En esta imagen  se va aproximando al vértice interior de la curva. El granadino sigue a otro nivel, y en Cádiz se impuso en todos los tramos, a pesar de tener por la mañana problemas con los frenos y por la tarde, en los últimos tramos, con el motor de arranque.

Ya está preparando la salida del cruce. Por la tarde en la segunda pasada por Benamahoma lo vi en la salida, dejándose caer antes del control, para arrancarlo al tran-tran.

Oscar Gil y Manolo Causse entraron derrapando pero muy abiertos, yéndose hacia el exterior

y quedando luego casi parados en el centro de la curva. Esto no fue óbice para que marcaran el segundo mejor tiempo y se colocaran en la segunda posición del rallye, con suficiente diferencia, hasta que tuvieron que abandonar por la tarde en la primera pasada por Benamahoma, al averiarse el motor, dejando un reguero de aceite que motivó la neutralización del tramo.

En el mismo cruce de Zahara, Pakito Mata y Antonio Sánchez con el Renault Clio Sport. Hizo toda la curva con la rueda trasera derecha levantada. La emoción en el rallye estuvo en la lucha por el segundo puesto tras el abandono de Gil. Cordero heredó el puesto, Paco Jiménez se lo arrebató en el penúltimo tramo, y el malagueño del Peugeot 206 Maxi lo recuperó en la última bajada de Benamahoma, quedando separados por algo más de un segundo.

Uno de los destacados en la carrera fue el ubriqueño David Suárez, en la foto con su Renault Clio Williams. En la clasificación final oficial acabó en la décima posición.

Y como va siendo habitual a lo largo de las temporada, otro gran destacado fue Germán Leal, que se impuso en el Volante RACC y en la Challenge Hankook, además de acabar noveno en la clasificación general.

Los clásicos siguen dando realce a las pruebas en las que participan, cada vez con mayor número de inscritos. En la foto, David Gavira y José Casado leventando rueda con su Volkswagen Golf GTI, en la segunda pasada por Zahara.

Ildefonso García-Miguel Ángel García, Porsche 911Esto es lo que puede pasar cuando se acelera un coche potente y tracción trasera al salir de una curva. Es el Porsche 911 de los hermanos Ildefonso y Miguel Angel García, que acabaron segundos por detrás de Joaquín y Daniel Beltrán con su precioso Lancia Beta Coupé.

Después de ver la mitad de la segunda pasada por Zahara me fui a Grazalema, para ver el reagrupamiento. Allí pude ver una hoja de tiempos con una acumulada algo extraña, con vehículos poco potentes entre los diez primeros. Me imaginé que no eran correctos, como ha ocurrido muchas veces con os tiempos oficiosos. Estuve un momento y me fui hacia Benamahoma. Atascos y en el centro de Grazalema un autobús de línea que se da la vuelta y tira  en la misma dirección que yo tenía que tomar. Así que unos cuantos kilómetros detrás del bus, menos mal que el conductor iba ligerito para el tamaño del vehículo. En Benamahoma estuve cerca de la salida, haciendo algunas fotos con los coches por las calles del bonito pueblo y en un cruce a la salida, junto con Jomel Alcaide y David Gómez. Después volví a Grazalema y por la Ribera hasta Zahara y El Bosque.

Al parque cerrado llegué poco después de los clásicos, y cuando llegaban los primeros de la velocidad. En la foto, el vencedor David Pérez con unos niños que le pidieron fotografiarse y a lo que el granadino accedió de buen gusto. Buen detalle con los aficionados del mañana.

Poco después me fui, no me suelo quedar a las ceremonias de podium, no me gustan demasiado y además me quedaban bastantes kilómetros hasta Córdoba. Por lo que me han contado, hubo jaleo y algunos malos modos en la ceremonia, algo que creo que no es bueno para nuestro deporte, es un acto protocolario con autoridades, aficionados y hay que hacerlo bien, aunque la clasificación no sea definitiva.

La clasificación que se publicó no fue del agrado de algunos participantes, y alguno reclamó. Por algún error de entendimiento, los miembros del soporte informático de la FAA se habían ido antes de tiempo, por lo que no había manera de comprobarlos con las tiras, así que la FAA decidió suspender la clasificación .

El lunes escribí la crónica para AUTOhebdo Sport y hablé con Paco Galera y Carmen Brome, que estuvieron toda la tarde  comprobando los tiempos, participante por participante y tramo a tramo. Unicamente había un error con una penalización a David Suárez, que no era correcta, por lo que se le dio el décimo puesto. Ese mismo día se mandó a la FAA, que la publicó una semana después.

El Sierra de Cádiz de este año no salió bien en algunos aspectos, posiblemente por la escasez de medios económicos y porque cada colaborador tiene que hacer el trabajo que antes hacían dos o tres. Pero sigue siendo un lujo poder recorrer y ver correr en la Sierra de Cádiz, una zona con mucho turismo y especialmente protegida.  Mucho me temo que el año que viene será difícil que Escudería Sur organice esta prueba.

Quince días después, el viernes 12 de octubre, de nuevo a la carretera, con más de trescientos kilómetros por delante hasta Almería, y otra vez con “el petrolero”. Llegué sobre las seis de la tarde, y fui directamente al parque cerrado de Las Almadrabillas ( en la foto). En la 38 edición de Costa de Almería, solo veintisiete inscritos en velocidad y catorce en rragularidad sport. Y una primera sorpresa, la ausencia de David Pérez, líder del certamen y ganador de todas las pruebas en las que ha participado esta temporada. De esta manera, el pronóstico quedaba más abierto.

A la mañana siguiente, y como siempre tempranito, rumbo al tramo de Ricaveral, pero en esta ocasión me quedé en un cruce casi al final del tramo, llamado de Los Estanquillos, donde vemos el Porsche 916 de Foncillas, vencedor a la postre en regularidad sport.

En el mismo lugar, el bonito Audi Quattro de Gragorio Garnica y Valeriano Delgado, y delante de ellos de espaldas, el malagueño David Gómez, con el que estuve casi toda la mañana. En principio me situé a la salida del cruce, en el exterior, pero para los de velocidad me fui al interior, sobre un murete.

Poco antes de que pasara el coche cero, hubo una situación curiosa y espectacular, que vamos a ver en las siguientes fotos. La carretera que llegaba al cruce no se había cortado antes del mismo, y los que llegamos antes de comenzar la prueba, dimos la vuelta en el mismo cruce. Pero en estas que llega el camión de tres ejes que vemos en la foto, poco antes del coche cero, y lógicamente no podía dar la vuelta en el cruce. Cuando pensábamos que iba a quedarse allí viendo la carrera, el conductor (me dijeron luego que se llamaba Pepillo), decide dar la vuelta.

Aprovechando una zona del margen derecho de la carretera, que  no tenía marmolillos o pretiles (donde está la firma), comienza a dar marcha atrás hasta que el voladizo trasero queda en el aire, y solo uno de los dos ejes traseros en la tierra del arcén.

Cuando iba hacia adelante, se pegaba lo máximo a un Opel Insignia aparcado (el dueño debía estar temblando), y luego volvía a dar marcha atrás, girando para ir completando la vuelta. Todo el público presente estaba pendiente de sus evoluciones.

En estafoto  el camión ya está mirando hacia la salida, bajo la atenta mirada de todos

y por fin ha completado la vuelta, llevándose el aplauso de todos los presentes. Al lado del camión, en su parte trasera, Paco Melero. Después de esto, se cerró la carretera junto a la gasolinera de la subida de Gádor.

Unos minutos después llegaba el coche cero, el Renault Megane Coupé de Nicolás Rodríguez y su hija Alicia, que tuvo algunos problemillas a la salida del cruce, como vemos en la foto.

Al cruce se llegaba después de una rápida recta y a bastante velocidad. En la foto, el Subaru Impreza de Juan Ángel Ruiz y Sergio Martín, comenzando a girar

y aquí apurando al máximo por la salida. Juan Ángel ganó la prueba con autoridad, y solo Manuel Maldonado le ganó en un tramo, la segunda pasada por Marchal.

En el mismo lugar, uno de los destacados de la carrera, el almeriense Francisco Martínez, con su Renault Clio y José Luis Rodríguez de copiloto. Acabaron en la sexta posición. Después de finalizar el tramo volví al coche, subí hasta Alhama recordando la Subida de Gádor (otra prueba desparecida), y bajé hasta Alhabia por Terque. Redesayuné y me fui hacia el final de la bajada del Ricaveral.

Por allí me encontré de nuevo a los excelentes fotógrafos amalagueños David Gómez y Jesús Calderón,  y nos fuimos subiendo por Ricaveral hasta encontrarnos a Antonio Maldonado (derecha en la foto) y su copiloto Juan Manuel Cruz, que habían abandonado en la primera pasada por avería en su Renault Megane Coupé .

Al final nos situamos en una curva rápida a izquierda, y en esta foto se puede ver como una señal puede estropear una buena foto ( a veces dan ganas de llevarse unas herramientas, desmontarlas y luego volver a montarlas). Bueno pues una de las grandes sorpresas de la carrera fue la actuación de José María Zapata con su Fiat Punto S1600. Después de un año sin correr, y con un motor nuevo procedente de Italia en su coche (que bien sonaba), acabó segundo de la general. Enhorabuena.

Después de acabar la pasada, fui hasta Alboloduy y desde allí subí hasta la Venta del Pino, donde me encontré el equipo de Javier Galán, que había abandonado por problemas mecánicos en eu Saxo Kit Car. Y allí me enteré del comunicado de prensa que había sacado por Internet Juan Ángel Ruiz, un rato antes. En el mismo anunciaba su retirada del Campeonato de Andalucía 2012 por motivos deportivos, en concreto por la actuación de unos oficiales en la salida de un tramo en el Sierra de Cádiz, cuando el equipo nº 1 (no lo mencionaba pero era el de David Pérez), había echado marcha atrás y no había salido en su minuto, lo que según él, significaba su exclusión. Después han aparecido una serie de notas e informaciones de distintas personas, incluso de la FAA, aclarando, atacando , etc. Sobre estas no voy a opinar, pero sí quiero dejar algunos comentarios:

– Los oficiales andaluces están bien preparados, como lo demuestra, entre otras cosas, que salen fuera a participar en muchas pruebas. Evidentemente se pueden equivocar, como los ábitros de cualquier deporte (Ejemplo, el gol que le anularon el otro día a Francia cuando jugó contra España).

-Hay que conocer  BIEN el reglamento, y si un equipo se siente perjudicado, puede y debe reclamar, en la forma y en  tiempo que se especifica en los reglamentos. No vale hablar por hablar, o mandar después notas a la federación. Además, si la reclamación no prospera, sigue habiendo otras instancias a las que acudir, en la propia Federación o en las instituciones  autonómicas deportivas.

-Somos poco en este deporte, y si además nos llevamos mal, aviaos vamos. También hay que pensar en lo que se publica, y aparte de intentar que esté bien redactado , procurar no dañar la imagen del automovilismo.

Para acabar con buen sabor de boca, esta foto de uno de los reagrupamientos de Gérgal, donde estuve por la tarde. De izquierda a derecha: Manuel Maldonado (que abandonó por avería mecánica), Paco Jiménez (tercer clasificado en el rallye con el Subaru Impreza STI), José María Zapata y José García Ferri, copiloto de Manolo Maldonado.

Y nada más, corto porque me tengo que ir, mañana boda familiar en Sevilla.

Hasta luego.

Anuncios

Comentarios

Aún no hay comentarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

octubre 2012
L M X J V S D
« Sep   Nov »
1234567
891011121314
15161718192021
22232425262728
293031  

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: