Automovilismo, Clásicos, Motociclismo

Clásicas en la Subbética, clásicos en Sevilla


Esta es la entrada 150 de este blog. Había pensado hacer algo especial, pero me acordé del abuelo de mi mujer, Joaquín, que vivió casi 100 años (una hermana suya 103 y otra 106). Cuando llegaba el día 31 de diciembre, él cenaba y se acostaba a la hora de siempre, decía que ya había vivido muchos días de fin de año  y que eran como otro cualquiera.

Así que será como otra cualquiera, únicamente quiero agradecer a los lectores habituales de este blog su perseverancia, y a todos su presencia. El tema serán dos actividades distintas, relacionadas con los vehículos clásicos: la Ruta Baena Oliva Virgen de Motos, y el sevillano Rallye de Primavera de coches.

Ruta Clásicas Baena Oliva Virgen 2013

El sábado 13 de abril se desarrolló la ruta que organizan los de Clásicas Baena, con cita por la mañana en el Cortijo Peñillas. Desde allí fueron a Albendín, Valenzuela y Cañete de las Torres. Yo fui con la Zafira a Castro del Río, y tomé una de las carreteras que va hacia Bujalance, pensando que pasarían por allí, pues suelen escoger las poco transitadas. Me coloqué en un buen sitio para las fotos, esperé un rato y regresé hacia Castro, pensando que me había equivocado, hasta que encontré a los miembros de la Guardia Civil que colaboraban con la organización. En la foto de arriba, la caravana de motos por la sinuosa carretera, entre los mares de olivos.

Ossa Enduro y otras

En esta foto, en primer plano una Ossa Enduro, y detrás una Sanglas 400 y la Kawasaki 650 de Pepe de Miguel y su hijo, los mismos que disputaron el Sierra Morena de Clásicos con un Seat 850 Coupé. Tengo que señalar que no pude conseguir la lista de inscritos en esta ruta, así que no podré poner el nombre de algunos pilotos ni el modelo de las motos, que fueron unas sesenta.

Vespa 200, BSA y otras

Después de una parada en Castro del Río para reponer fuerzas, se dirigieron hacia Doña Mencía, yo me adelanté para hacer las fotos, y me equivoqué de carretera, así que me fui solo hasta la salida de ese pueblo, parando en la antigua estación de tren, donde me tomé una cerveza y una tapa (ya eran las dos de la tarde). La antigua línea de ferrocarril ahora es una vía verde para andar y pasear en bici. Desde allí sale la carretera hacia Zuheros y en el puente sobre la actual vía verde hice el segundo “paquete” de fotos. En la de arriba, una Vespa 200 precede a la BSA del baenense Juan Carlos de Prado, una de las más antiguas de la cita. Una de los peros que se puede poner a esta ruta es que se permiten motos “modernas”, como la que se ve al fondo.

Ducati y Ossa

En esta foto, por detrás de otra Vespa 200, dos muestras de motos nacionales, a la izquierda una Ducati de 4 tiempos (puede ser una 160), y a su lado una Ossa de 2T.

Ossa Sport

En la imagen otra Ossa, ésta con semimanillares y preparada para velocidad.Seguí a la caravana hasta Zuheros, detrás de un Opel Kadett clásico que hacía de coche escoba. De vez en cuando aparecía una moto retrasada que se incorporaba a la caravana. Entré detrás de ellos al bonito pueblo de la Subbética, pero como no había sitio para aparcar, salí y busqué un lugar para bonito para las fotos.Caravana clásicas en Zuheros

Después de esperar casi media hora, mientras los participantes tomaban un tentenpié, y pensando que me había vuelto a equivocar de carretera, vi a través del tele que salían del pueblo. En la foto de arriba, los primeros participantes en llegar, con Zuheros y su Castillo al fondo. El sitio es precioso.

Triciclo Abad

Uno de los vehículos más llamativos de esta ruta era este Triciclo Abad, usado hace años por personas con discapacidad, o simplemente por los que no tenían mucho equilibrio.

BMW bicilíndrica y Derbi 74 Gran Sport

Dos motos muy diferentes, en primer plano una BMW bicilíndrica con la horquilla Earles delantera y detrás un joven cordobés con una Derbi Gran Sport de 74, que llegó rodando desde la capital, con un amago de gripada incluido.

Joven en Vespa 200

Esta foto la pongo porque me hizo gracia el chaval que va de pasajero en la Vespa 160, que se volvió a mirar al fotógrafo, sonriendo.Indian en Zuheros

Esta es la foto que más me gustó de todas las que hice, en parte porque la moto es una Indian americana, y puede parecer un viajero solitario de mediados del siglo pasado tras visitar Zuheros.

Indian

Desde Zuheros los participantes volvieron al Cortijo Peñillas, donde se sirvió un suculento almuerzo. En la foto, la Indian, con su motor bicilíndrico en V, sin suspensión trasera (solo los muelles del asiento), los relojes sobre el depósito… una maravilla.BSA 1930

La  BSA de Juan Carlos de Prado, coleccionista y unos de los creadores de esta ruta, con su monocilíndrico (creo que es de 500 cc), cambio manual con la palanca junto el depósito, y el escape “cola de pez”.

Bultaco Metralla 250

No podía faltar en esta cita una representante de Bultaco, en esta caso una metralla 250, creo que de Rafael Vergara.Derbi 74 Gran Sport

Y para acabar con las motos, una imagen detallada de la Derbi Gran Sport de 74 cc, en su época un coco de las pequeñas cilindradas. A los que íbamos en una Bultaco Junior o una Vespa de la misma cilindrada nos pegaba unos pasones… Opel Zafira Abril 2013

El sábado 27 de abril tenía previsto acudir al  Rallycrono del Purche, en Granada, pero unos días antes se suspendió por el mal estado de un trozo del recorrido. Así que el viernes decidí ir a ver el IV Rallye de Primavera de la modalidad de Regularidad Histórica, organizado por los sevillanos de Clásicos Racing. Una oportuna llamada me explicó más o menos el recorrido (secreto para los participantes) y el sábado por la mañana me fui con la  Zafira para la Sierra Norte sevillana, en un día primaveral, como se puede ver en la foto de arriba. Por cierto que la Opel ha debido oír algo de entregarla en el plan PIVE para sacar otro coche, y se porta mejor que nunca. Es que los vehículos tienen su corazoncito…

 Osorio-Vera, Fiat 124 Spider

Una parte del recorrido era por los tramos de los rallyes sevillanos, y en primer lugar fui al puente que hay en el que va de Minas del Castillo a Valdeflores, un sitio clásico para las fotos. En ésta vemos al primer participante, el Fiat 124 Spider de Edurado Osorio y Luis Vera. Ramírez-Ranírez, Ford Fiesta XR2

Mis paisanos Francisco y Francisco Javier Ramírez con su Ford Fiesta XR2, con el que acabaron cuartos de la clasificación final. Delgado-Barriga, Vokswagen Golf GTI

En el mismo lugar, los vencedores de la prueba, los extremeños Manuel Delgado y José Luis Barriga con el Volkswagen Golf GTI que ya conocía pilotado por Manuel Reales, creo.

Fernández-Fernández, Opel GT 1900

Los sevilanos Miguel Angel y Mario Fernández, con su Opel 1900 GT. Por cierto, que el segundo de ellos corre mañana el II Rallye Slicks Sevilla, con su habitual copiloto Isabel Tinajero y su Seat Ibiza.

 De la Osa-García, MG B MKII

Raúl de la Osa y Enrique García con uno de los vehículos más vetaranos, un MG B MKII, a los que liego vería en una gasolinera con problemas para arrancar y que no terminaron la carrera.

Uno de los organizadores,Pablo Gómez Millán, que iba por delante de los participantes me recomendó que fuera a un tramo espectacular que llegaba al Embalse El Pintado y que se hacía en los dos sentidos. Así que tiré hacia Zufre, Santa Olalla ( y mientras los participantes hacían un tramo hacia Almadén de la Plata) yo  llegué hasta El Real de la Jara y desde allí al Puerto Padrona.Tramo Embalse El Pintado

La bajada hasta el embalse es espectacular, con todo tipo de curvas (y no es el típico tópico), en una carretera estrecha ( y sin guardarraíles en algunas zonas, como se ve en estas enlazadas. Además lo difícil era encontrar un sitio para dejar el coche y que no estorbara, al final lo dejé en una recta, en la salida de una finca, sin estorbar por si alguien quería salir. Diosdado-Bahamonde, Seat Fura Crono

Fui buscando sitios para las fotos, en esta el Seat Fura Crono de los jerezanos Vicente Diosdado y Ana Bahamonde, que fueron de los que menos penalizaron, pero luego se clasificaron séptimos, al ser su coche de los más jovenes y “perjudicarles” “el coeficiente de anigüedad”. Bartolessis-Adán, Porsche 911 T

Los lucentinos Antonio Bartolessis y José Angel Adán, con su Porsche 911 con el que acabaron sextos, en una foto casi a ras de la carretera, en el exterior de la curva…

Encina con sombra

realizada justamente debajo de esta encina, a la sombrita y con el tele. Desde luego en un rallye de velocidad no sería un sitio seguro, pero esa es una de las ventajas de las pruebas de regularidad.

Gracián-Haliley, Porsche 911 SC RSR

Otros “Porschaco”, el 911 SC RSR original según me dijo su piloto Luis Gracián, al que habitualmente acompaña Anna Haliley. Acabaron el rallye en la quinta posición.

 LLedó-Ortega, Seat 124 Sport 1600

Enrique Lledó pensaba salir con su habitual Alpine, pero problemas con los aletines y la ITV lo impideron, participando con este bonito Seat 124 Spoprt 1600, copilotado por Kisco Ortega y con el que finalizaron la prueba en la tercera posición..Trasmonte-Jurado, Mini Morris 1300

Fernando Trasmonte y Francisco Javier Serrano llevaron este Mini Morris 1300 a la decimotercera plaza de la general y tercera entre los Turismos, sin aparatos de medición.

Clásicos en la Venta El Pintado

En la Venta El Pintado, junto a la presa del embalse, fue la comida, buena y servida rápidamente pues la prueba debía continuar. En la imagen, algunos participantes y en primer plano el morro del coche cero, un impresionante Mercedes de Ramón Lledó. Gómez- Velázquez, BMW 2002 TI

A continuación se disputada el mismo tramo pero en sentido contrario. Al bajar había visto una rectilla en la que se podía ver el embalse al fondo, y hasta allí me fui para hacer otra tanda de fotos (el lugar donde aparqué la Zafira es la foto que inicia esta parte de la entrada, con muchas florecillas y mucho polen, que luego noté la alergia al llegar a cassa y por la noche.

En la foto de arriba, con el Embalse El pintado al fondo, el BMW 2002 de Miguel Gómez y Concha Velázquez, que subieron al segundo cajón del podium final.

J. Meléndez-Valdés- M. Moreno, BMW 323

Juan Meléndez-Valdés y Martín Moreno siguen con su buena racha, y en la prueba sevillana acabaron novenos de la general y primeros de Turismos con su BMW 320.

R. Meléndez-Valdés -L. Jiménez

Seguimos con BMW y los cordobeses Meléndez-Valdés, pues esta foto es de Rafael, con su 323i, copilotado por Luis Jiménez y que acabaron segundos entre los vehículos sin aparatos de medición.

19 Ponce-Ponce, Volkswagen Escarabajo CabrioPara acabar, una fotografía del Volkswagen Escarabajo Karmann Cabriolet de los Ponce (Francisco José ambos, supongo que padre e hijo). Desde allí los participaron hicieron algunos tramos más hasta llegar a Aznalcóllar. Yo estaba cerca de Cazalla y por allí volví hasta Córdoba, muchos menos kilómetros que si lo hacía por Sevilla.

Nada más, son las doce de la noche del viernes 10 de mayo y mañana tempranito me voy otra vez para Sevilla, a ver el II Rallye Slicks-Memorial  Javier Revuelta.

Hasta otra y gracias de nuevo por seguir “picando” en esta página.

Anuncios

Comentarios

9 comentarios en “Clásicas en la Subbética, clásicos en Sevilla

  1. Doy fe de que el tramo de Santa Olalla al Pintado es muy divertido, por cierto que hay otro pantano Pintado (derivación dice en los mapas) con un tramo espectacular, desde Castilblanco de los Arroyos hay una bajada de mas del 10% con muchas curvas lentas y un barranco…
    Salu2

    Publicado por Fco Lopez | 10/05/2013, 23:16
  2. Hola Juande
    Tengo una pregunta acerca del tramo del pintado. Esta carretera es una que se corta al llegar al embalse y por eso se hacía luego al revés, o es otra carretera que si sigues llegas a Cazalla de la Sierra.
    Gracias de antemano.

    Publicado por Raúl Tendero | 13/05/2013, 12:20
    • Hola Raúl, no se corta, y de hecho yo salí hasta Cazalla para volver a Córdoba, pero los del rallye la hicieron en sentido inverso para hacer otros tramos y volver a Aznalcóllar.
      De nada y saludos.

      Publicado por jjmedinamotor | 13/05/2013, 13:55
  3. Estimado JJ:

    Después de asistir, televisivamente y por Internet, al Gran Premio de España de F1 y a la prueba del Mundial de SBK celebrada en el vertiginoso Monza -¡qué carrerón de Superstock 1000!-, ha llegado el momento de prestarte atención.

    Estimulante entrada ésta, con esa preciosa primera foto de una larguísima hilera de motos serpenteando entre centenarios olivares. Un recital de aceites: el de la milenaria oliva y el mineral y el sintético que ayudan a que funcionen perfectamente los motores.

    En la segunda foto, el grupo lo encabeza un feliz conductor de una OSSA 250, idéntica a la 350. La define la banda roja que cruza su depósito, pues en su hermana ésta era azul. La 250 fue una evolución de la Enduro 250 E-73 Seis Días, presentada en 1975, constituyendo la cuarta eneración de las OSSA de enduro, aparecida en 1973 con el sugenrente nombre de Enduro Tipo 250 AE (America Enduro) Six Days. La versión española estaba equipada con batería y catadióptricos, derivando de ella, posteriormente, la serie Pioneer y la rojísima Dessert 250, caracterizada por su enorme escape, destacando en su pilotaje Antonio Marsinyac.

    Pese a ser un incondicional bultaquista, las OSSA siempre me fascinaron, ya que estéticamente se apartaban de los cánones seguidos por Montesa y Bultaco.

    En la cuarta foto se aprecia una Ducati que, para mí, se trata de una 175 TS o de una 200 TS. Y, junto a ella, otra OSSA, que, en este caso, creo que es una 160 T-2.

    ¡Ay, la quinta foto! Manillar bajo, piloto dispuesto a salir disparado…Se trata de una 250-T, que en su día fue conocida como la “Pepsi Cola”, al estar pintada, originalmente, en rojo, azul y blanco. Fue presentada en 1975 y al año siguiente se creó la inolvidable Copa OSSA MOTOCICLISMO, competición que arribó en Sevilla, celebrándose las carreras de la categoría de cuarto de litro y de la Copa Yankee en el desaparecido Hipermercado Meta -posteriormente llamado Continente y después, Carrefour-, ubicado enfrente de la Universidad Laboral José Antonio Primo de Rivera -escenario de carreras motociclistas en la década de los 60-, hoy rebautizada como Universidad Pablo de Olavide, en los terrenos aledaños al cuartel de la Guardia Civil de Villanueva del Pítamo, junto a la “ciudad deportiva” del Sevilla Club de Fútbol, junto a lo que, otrora, fue el Hielotrón.

    En esta copa de promoción y con esta moto comenzaron a destacar Alfonso Durán -posteriormente, delegado en España de Texaco-; Pedro Manuel Parajuá, actualmente, responsable de Palmeto y de su departamento de carreras, concesionario en Madrid y Málaga de Kawasaki; José Luis Aznar, ingeniero y periodista, quien fue responsable del gabinete de prensa de Repsol, ya fallecido; José Luis Sirerol; Antonio García Moreno, figura en el Nacional de 250; Daniel Boquet, Juan Porcar -sí, el murciano del Dakar y mano derecha, de siempre, de Jaime Alguersuari-; Luis Miguel Reyes, excelente piloto motociclista que, después de abandonar la competición motociclista, se adentró en el automovilismo y ha ganado todo lo que se ha propuesto en España…¡y muchos más!

    En 1977 se presentó en el Salón de Barcelona la versión 250 Turismo, que incorporaba un freno de disco AJP, “avance tecnológico” extrapolado de los resultados y experiencias vividas en dicha copa, que se completó con el mismo kit suministrado para los participantes en dicho certamen, es decir, que disponías para rodar por las calles y por las carreteras de una moto “de competición”.

    Como curiosidad, en 1976 Carlos Morante Bonilla, dos veces Campeón de España de 500 c.c. (1980 y 1984) y de Superbike (F1-1000 c.c. en 1982), tuvo la brillante idea de “tentar” a OSSA para que regresase oficialmente al Mundial y al Nacional de Velocidad. Carlos se había agenciado un bellísimo chasis Bimota -¡mamma mia, en aquella época era lo máximo!, frenos Campagnolo y horquilla y amortiguadores traseros de Ceriani. ¡Casi ná! Y su idea era montar en tan elegante chasis un motor monocilindrico Phantom 76 ST-1 dotado de una caja de cambios de short-track. Los 35 CV a 9.500 rpm que erogaba el motor creado por Eduardo Giró no le importaba a Morante, pues aseguaba que la ligereza del conjunto le haría temible. Pero, finalmente, el proyecto no se pudo llevar a cabo, no sé por qué; pero OSSA, en esos momentos, estaba muy enfrascada en sus proyectos con motos “off road”.

    Y en la octava foto aparece una elegante BMW R69, el típico, ejemplar, legendario y mítico boxer de la Bayerische Motoren Werke -Fábrica bávara de motores- de 594 cc, 42 CV a 7.000 rpm, 175 km/h. de velocidad máxima y un contenido peso de 202 kilitos. ¡Quién pillase una!

    Y que recuerdos me trae la 13ª foto, la de la Bultaco Metralla. Cuando era niño, enfrente de mi casa había un bloque de vecinos de cuatro plantas. En la baja vivía un gitano trabajador y señorito, serio y responsable. El tío tenía una Metralla 250 a la que le sacaba brillo todas las tardes antes de irse a dar “una vueltecita”. Le oía regresar del trabajo por el sonido del escape -no como hoy día, que casi todas las motos suenan iguales-. Y en la segunda planta vivía ¡un Guardia Civil de Tráfico! El benemérito arreglaba su Sanglas en la calle, dedicándole cariño y esmero, compartiendo con mi padre -q.e.p.d.- conversación. A mí se me caía la baba viendo tanto al uno como al otro. Pero prefería el aullar de la Metralla porque, para mí, era algo más golfo, más rompedor, más moderno. Y, además, a la Sanglas no la veía en las carreras a las que me llevaba mi progenitor; tan sólo la veía en la carretera pilotada por “la Autoridad”.

    Por su parte, la Derbi Gran Sport 74 es el modelo más recordado de la marca de Martorelles. Aparecida en 1964, derivó de la 74 Sprint, el modelo de más corta vida de la extinta fábrica vallesana. Era una moto ligera o velomotor -dependiendo de si se consideraba la legislación española o la de otros mercados extranjeros- ideal para el aprendizaje que erogaba ocho caballos de potencia y que alcanzaba los 113 km/h. Para el extranjero hubo, además, una versión de 49 cc, denominada 49 Gran Sport Fórmula Sport, con una potencia de 8 CV y 105 km/h., mientras que su hermana, la 74 GS, entregaba 8,4 CV a 9.000 rpm y te lanzaba hasta los 115 km/h. Pero todo terminó en 1965 cuando el gobierno español, en virtud de una nueva reglamentación, obligó a los ciclomotores a adoptar pedales practicables y a no superar los 40 km/h. ¡Pero te quedaba la posibilidad de trucar tu Derbi adoptándole un cilindro cunero! Y ya estaba declarada la guerra. Y, entonces, apareció la incombustible Derbi Antorcha, con cuya comercialización alguno se hizo multimillonario.

    Y en cuanto a los automóviles, tengo un gratísimo recuerdo del Opel GT 1900, ya que en los veranos de 1973 y 1974 un amiguete residente en Alemania, hijo de emigrantes sevillanos en Düsseldorf, bajó hasta Sevilla. El pequeño y coqueto Opel llamaba la atención en las puertas de las discotecas a las que íbamos: Ravei´s, Holiday, Copacabana, Saira…Y éramos tres los que disfrutábamos de él, aunque para caber atrás había que hacer contorsionismo.

    Y miro de reojo al Seat Fura Crono -¡qué señorial se ve a mi buen “Niño de Jeré” a sus mandos, cada día con más parecido a Bud Spencer-! y al Seat 124 Sport por razones lógicas, y con envidia a los Porsche 911, mi debilidad desde que era niño. Y con una sonrisa al BMW 323i, recordando los desplazamientos realizados en el don Ángel Noguera, ex-concesionario hispalense de Moto Guzzi y Yamaha.

    Llegó la hora del adiós y de ver en Eurosport el Giro d´Italia. Muchas veces, quizá demasiadas, los tiempos pasados fueron mejores.

    Por ello, carpe diem.

    Saludos cordiales, JJ.

    Publicado por Baldomero | 13/05/2013, 14:09
  4. Vale, lo tengo claro. Me la hice hace algunos años con un volvo S-60 poco apropiado para andurrear por allí. Mis suegros tienen una casa en Almadén de la Plata. La carretera de Santa Olalla a Almadén también es muy retorcida, pero mucho más corta. De nuevo gracias.

    Publicado por Raúl Tendero | 13/05/2013, 15:18
  5. (Otros “Porschaco”, el 911 SC RSR original según me dijo su piloto Luis Gracián, al que habitualmente acompaña Anna Haliley. Acabaron el rallye en la quinta posición)

    Buenas noches, ante ese comentario, sobre un modelo, que además no existe, no puedo por menos que enmendar al sr. Luis Gracián.
    Ese “supuesto Porsche Original” es simplemente un Porsche 911 SC Turbo Look de principios de la década de los 80, con motor 3.2 y 231 cv, o sea que el pretendido RSR original de Gracián es un simple coche de “calle”, eso si, disfrazado con elementos diversos de Gr.4 (como el faldón delantero) un coche que además conozco perfectamente, pues antes perteneció a Luís Teixido con el que corrimos en varios rallyes en 2004.

    Si deseáis comprobar el engaño de Gracián, solo tenéis que visitar este link y conoceréis el origen del coche en profundidad, junto a un Porsche 930 Turbo y un Porsche 964 RS Cup “Originales” ambos y mucho més rápidos que la “maqueta” que le vendieron a Luis Gracián.

    http://pasionporsche.com/indice-racing-mainmenu-54/indice-racing-2004-mainmenu-66/iii-rallye-divern-mainmenu-106.html

    un cordial saludo desde la redacción de Pasionporsche.com

    Publicado por TeamStaedtler Pasionporsche | 29/08/2013, 22:58
    • Acepto su comentario, que creo que en otra ocasión ya había mandado. Solo he puesto la opinión de su propietario, que evidentemente no está de acuerdo con la suya.
      Un cordial saludo

      Publicado por jjmedinamotor | 30/08/2013, 08:30
  6. Apreciado JJMedina

    Si recibiste algún comentario sobre ese coche, no era mío, pues ayer vi el error. No había leído antes tu interesente Blog.
    Por supuesto que para nada, tu tienes responsabilidad en esa información falsa que te transmitió su propietario, al margen de que se “invento” el modelo, pues el único RSR que construyo Porsche Motorsport en esa época, fue el 911 3.0 RSR de 1974/1975, y como puedes ver, ese coche ex-Teixido estaba inscrito en clase I, pues no es un clásico de verdad ni tiene papeles FIA, de ahí que no pudiese correr ningún rallye en categoría Classicos.

    Enhorabuena por tu interesante blog. Me gusta mucho. Un cordial saludo. Pasionporsche.com

    Publicado por TeamStaedtler Pasionporsche | 30/08/2013, 10:13
    • Gracias por tu aclaración, yo suelo poner lo que ponen en las inscripciones y lo que me dijo su propietario. Gracias también por el comentario sobre el blog y enhorabuena por vuestra página, en la que he entrado varias veces. Yo también tengo pasión por los Porsche, especialmente toda la saga de los 911. Si en alguna ocasión necesitais fotos o algo así, me lo pides.

      Publicado por jjmedinamotor | 01/09/2013, 09:19

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

mayo 2013
L M X J V S D
« Abr   Jun »
 12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
2728293031  

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: