Automovilismo, Clásicos, Motociclismo

Vacaciones primera parte


Buenas, esta va a ser una entrada corta, con fotos y comentarios de lo que ha sido la primera parte de nuestras vacaciones, aquí en Córdoba. La segunda comienza dentro de un rato, cuando salgamos de viaje.Algunas ya han salido en Facebook, de manera que esto va a ser una especie de recopilación.

Ordenador y piscinaHan sido unos días tranquilos, en la casa la familia de mi mujer, mientras que en nuestro piso teníamos pintores en dos de las habitaciones principales, una de ellas el despacho desde el que escribo.  Por lo tanto había que desmontar estanterías como la de la foto (desenfocada pero demostrativa).

LibreríaTeníamos que bajar todos los libros y revistas (muchas de motor), y trasladarlas a las habitaciones de mis hijos, ya vacías porque no viven con nosotros.BegomóvilPara trasladarlos hemos usado la “Begomóvil”, un artefacto ideado y fabricado por mi hermano Fernando, cuando tuvo que hacer la mudanza entre dos pisos del mismo bloque. Es un trozo de encimera, con cuatro ruedas giratorias en las esquinas, gomas en los laterales para evitar rozones y un  rozo de cinta de persiana para llevarla. Parece una tontería pero ayuda mucho. Los pintores han sido de la empresa Fabio e hijos, que ya me habían trabajado en otra ocasión. Rafael Fabio es un piloto cordobés, que destacó hace unos años, y un gran profesional.

Estantería y vitrina

Librería vacía

 

 

 

 

 

 

El salón-comedor también se ha pitado, y hemos cambiado los muebles de sitio. También tiene una buena librería que ya está ordenada y “solo” falta colgar cuadros y otros adornos. Pero el cuarto del ordenador está en estos momentos como se ve en las fotos de arriba, a falta de volver a colocar todo. En la foto de la derecha y junto a la puerta se ve la vitrina que guarda una parte de la colección de coches de scalextric, que antes estaba en el salón y ahora ha pasado al “cuarto racing”.

Motos clásicas de la familiaComo ya he comentado otras veces, vacaciones no significa para mí necesariamente salir de viaje, sino más bien cambiar de actividad. Y una que no falla cada verano es dedicarnos a la “mecánica popular”, o sea a trastear con mis hermanos (ninguno profesional de la mecánica) ennuestros “jierros”, motos de la familia con unos cuantos años encima. Por ejemplo en esta foto y de izquierda a derecha, un Vespino L de 1974 que era de mi mujer cuando yo la conocí, en el centro una Vespa 200 que uso habitualmente y ya tiene 25 años, y a la derecha la Bultaco Junior 74 que compré de segunda mano en 1974 y que siempre ha estado en nuestra casa, en la que han aprendido mis otros hermanos y también mis hijos.

Bultaco Junior 74La foto anterior es de hace unos años. El Vespino llevaba un par de ellos sin poder arrancar, pero con un poquito de puesta a punto, lo hemos conseguido, aunque no frena prácticamente nada, hay que tensar los frenos o cambiar las zapatas. La Vespa va muy bien y solo hay que prepararla para la ITV, pero la Júnior es la que más se ha deteriorado en los últimos años, como se ve en la foto, pues se ha oxidado bastante (el sillín se lo he quitado porque lo tapicé nuevo).Además tenía las ruedas bloqueadas, y lo primero que hemos hecho es aflojar los cables de freno para que por lo menos se mueva. El proyecto es desmontarla entera, pintarla y echarla a andar.

Vespa 160Esta foto la publiqué hace unos días en Facebook, hubo algunos comentarios graciosos sobre mi aspecto, y mi “asesor de imagen” me echó una buena bronca. Pero la verdad es que estaba en faena con otra Vespa una 160 con sidecar, que no sale en la foto, aunque se ven las dos barras laterales que van por debajo del chasis y salen por la parte izquierda. La banqueta en la que estoy sentado, y la de al lado, me la ha hecho un herrero, partiendo una estructura que en su día sirvió para transportar un tubo de Rayos X, supendido en su interior con muelles y un arnés. Son cómodas para trabajar (no tengo elevadores) y la de la izquierda tiene un trozo de madera (con la lata de Cruzcampo, que después de vaciarla me sirve de cenicero) y queda una parta libre, ideal para trabajar en el los bajos del motor de un Vespino cuando se coloca encima.

 

Playa de OlivaFoto 13 Niña en la playa al amanecer

 

 

 

 

A raíz de la guasa que organizó en el FB la anterior foto, al día siguiente escribí en la misma red otro mensaje, argumentando que el de la foto no era yo, sino mi primo José Jeremías Jenízaro Medina (Trilpe J Medina), que había entrado en mi ordenata y ponía sus propias fotos. Decía que estaba en una playa desierta sin internet…lógicamente era una broma, las fotos son de hace unos veranos en Oliva, y la de la niña es muy chula. Tengo otras mejores en las que se ve la cara de la niña, pero que no publico por su derecho a la intimidad y la protección de los menores.

Hace unos días, mis hermanos Fernando e Ignacio echaron a andar la otra Vespa 200 de la familia, la negra, que llevaba unos años sin arrancar. Es lo bueno de estos scooters italianos, que las limpias, le echas gasolina nueva, la inclinas hacia el lado del motor, pegas dos o tres patadas y salen andando, aunque hayan estado bastante tiempo paradas. Son mellizas, se compraron el mismo día y como se ve en la foto, llevan matrículas consecutivas CO-..43 y 44-M.

Seat Panda 40Para ir acabando con la mecánica popular, también hemos intentado poner en marcha este Seat Panda 40 que fue de mi madre, y que llevaba casi quince años parado. Lo lavamos, limpiamos algunas piezas y lo intentamos con unos cables. El motor gira, pero no arrancó. Además, la palanca de cambio estaba suelta, y grabamos un video que subimos al FB y titulamos “cambio mental y virtual de un Panda”, en el que se veía la palanca moverse sola mientras Ignacio cantaba las marchas. Fernando estaba debajo del coche moviendo la palanca.Foto 14 Piscina

Hay otro proyecto relacionado con nuestras motos, que está muy avanzado, aunque su preparación la está haciendo un mecánico, y del que de momento no voy a hablar, posiblemente lo hará en la próxima entrada. Es una moto muy chula, con un sonido peculiar y un valor sentimental importante para mí.

Además de intentar arreglar los jierros, una de mis tareas es el mantenimiento de esta piscina, pequeña pero que da mucho juego a una familia extensa, la de mi mujer, por la que pasan hermanos y sobrinos estos días.

Foto 15 Teresa piscina

Por ejemplo, mi ahijada y sobrina Teresa, a la que vemos en esta foto saliendo del agua, en un ejercicio de “natación sincronizada” que realiza con su prima Anita. Se lo pasan en grande y lo hacen bastante bien, de forma autodidacta.

Hace más o menos un año, mi suegro Tomás, (al que alguna vez me he referido en este blog) con 89 años y una buena calidad de vida, estuvo bañándose en esta piscina un domingo, y al día siguiente tuvo una caída en la casa y a raíz de ella quedó con una falta de fuerza importante en las extremidades del lado derecho, no exactamente una parálisis pero casi. Comenzó rápidamente la rehabilitación en la Clínica Alcoras, que dirige mi amigo y gran rehabilitador el Dr. Manuel Arias, y fue mejorando, pero después tuvo un hematoma subdural, estuvo ingresado…. y vuelta a empezar. Ha sido un año duro de esfuerzo por parte de él y de la familia (uno de mis profesores decía que las enfermedades largas ponen a pruebas a las familias…y es verdad), y prosiguió con la rehabilitación en su casa, la mayor parte con Enrique, un gran fisioterapeuta.

Tomás en la piscinaY el pasado 13 de agosto, volvió a bañarse en la piscina, ayudado por Enrique al que vemos en la foto. Para mí es todo un CAMPEÓN por su constancia y su lucha, a punto de cumplir los 90 años. Ha sido sin duda el mejor momento de las vacaciones. Y sigue día a día con su rehabilitación.

Sirva esto para animar a todos aquellos que están en algún proceso de tratamiento o rehabilitación por alguna enfermedad, o para los que tengan familiares en estas circunstancias. El apoyo de los familiares es  vital, aunque a veces haya que ponerse serio para que haga la gimnasia o tome los medicamentos. Y fiaros de los profesionales, atendiendo sus indicaciones.

Cascos familiaAcabo esta entrada con una foto de la colección de cascos de la familia (los que ya no usamos,claro), donde se puede ver desde un Duraleu Forte (rojo y en la estantería de arriba) de los años setenta, a distintos cascos integrales, de trial, tipo jet e incluso de bicicleta. Y la pongo para recordar a todos los que durante estos días se muevan en moto, que siempre hay que llevar un buen casco puesto. Aunque vayamos a la esquina a por el priódico. Y si es posible, pantalones largos, además de guantes y cazadoras en los viajes, porque cualquier caída puede provocar una buena quemadura en la piel solo por el roce.

Y por supuesto, los que vayais en coche, a extremar las medidas de seguridad. Como siempre digo, lo importante no es irse de viaje de vacaciones, es volver….y poder contarlo.

Saludos.

 

 

 

Anuncios

Comentarios

2 comentarios en “Vacaciones primera parte

  1. Juande, hola, cuando quieras te cambio un café por un intento de arrancar el panda. De eso sé bastante de mis años de tratar con platinos, bobinas etc.
    Lo dicho cuando quieras.
    Paco López

    Publicado por Paco López | 19/08/2013, 18:30

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

agosto 2013
L M X J V S D
« Jul   Sep »
 1234
567891011
12131415161718
19202122232425
262728293031  

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: